LAURA MASSOLO



LAURA MASSOLO

(Turdera-Buenos Aires-Argentina)

DEVOLUCIÓN

Desde que los gusanos se alejaron estuve seco.
Hoy, algunas lágrimas vinieron a  mojarme.
Ni siquiera soy el responsable de las flores que crecieron.

Esperaba esta luz.
Y gracias por acariciar dulcemente hueso a hueso,
por dejar mi esqueleto suave y descubierto como una escultura.

De todos modos hay partes que no me pertenecen.
Otras, no llegaron conmigo.
(Ni falanges, ni la totalidad del cráneo, ni secuencias completas de costillasembarradas)

El Génesis cuenta el lado contrario de mi noche: Todo fue veloz y oscuro.
La tierra, cruda y helada.
Esta contorsión, grotesca y sin descanso.

Al sol, ustedes armaron la madeja, sacaron arcilla de las cuencas, cepillaron adherencias,
ajustaron los dientes, golpearon vértebra por vértebra para que el aire reemplazara los cascotes, escribieron las bolsas, guardaron las esquirlas.
Con qué respeto. Con qué cuidado.
Esperaba esta luz,
pero no tanto.

Y no busquen. No busquen más.
No necesito el pie derecho ni otros restos.

No me devuelvan
otra cosa
que mi nombre.

EL DIARIO

era una pasta desgarrada del árbol y molida y amasada con tiempo yaplastada y enrollada
en un cilindro
seca
obediente
blanca
frágil
muda

nadie sospechó que un  miedo equivalente al peso se achicaba inmenso en la parte más
interna de los pliegos como si hubiera un órgano enquistado en el papel y que un latido preso en la blancura delataba el pulso de algo vivo que resistía ideas y rechazaba llantos y no quería nada pero nada de verdades ni cruentas ni falaces ni  un chico muerto ni una chica violada ni un político astuto ni una bomba en la calle

nadie sospechó que un rollo grueso y quieto pudiera negarse a tomar forma de monstruo de
masacre de infierno de tortura de cárcel de asesino de ladrones de chiste de jet set de propaganda de guerra de vampiro
nadie

y fue de noche
y fue justo en la hoja del horario de los vuelos debajo del pronóstico delclima y después de
todos los horóscopos

voló
se hizo amplio como un cielo
cubrió las máquinas los hombres las rodillas los rodillos se lanzó comouna lluvia mezcló
todas las tintas rompió los engranajes lloró por las palabras gritó por las banderas aulló entre los motores hizo una mezcla de silencios y de asombros con muecas que taladraban bocas abiertas y azoradas con ruidos de metal y piezas rotas y chorros de colores por el piso
y chispas
y una oscuridad

y cuando vinieron chupando amaneceres los camiones y los puestos y losojos
se quedaron
            sin saber
                                   qué
                                               pasó
                                                           con las noticias

LAS HERIDAS

Soportamos que se volaran las cenizas                         la cabeza vacía
preguntamos y no supimos
respondieron y no pudimos
hubo entierros
un pedazo de carne                                                un olor de carbón
ese momento fijo del plomo y de la herida
figuras que se quemaban
una flor desmayada en el ácido

Y soportamos                                                          la cabeza en el plomo
soportamos que se rompieran las palabras                  la cabeza en el ácido
respondimos y no supieron
preguntaron y no quisimos
hubo autopsias
un pedazo de carne                                                un perfume seco
ese momento herido de carbón y ceniza
palabras que se quemaban
un ácido que desprendía silencio

Y soportamos                                                                     el peso del silencio
soportamos que se perdieran las respuestas
                                                                                  la cabeza enterrada
la balanza                                                                el peso del vacío

un perfume cerrado                                                          las palabras heridas

un pedazo de carne                                                las heridas abiertas










No hay comentarios:

Publicar un comentario